La Subsecretaria de Fiscalización auditó entre el 16 y 14 de marzo un total de 144 comercios ubicados en diversos puntos del distrito sin que se detectaran anomalías.

El área de Habilitaciones clausuró 5 locales por no contar con la habilitación correspondiente e intimó al cese de actividad a otros 22 por la misma infracción o expediente no concluido.

Por similar motivo, en tanto, el área de Bromatología labró 10 infracciones con intimación al cese y efectuó, además, 5 controles de la calidad de mercadería o aguas en comercio.