Entre el lunes 6 y el domingo 12 de julio, la Dirección de Fiscalización realizó 30 auditorías en comercios donde no se detectaron anomalías.

El área de Habilitaciones labró nueve infracciones con intimación al cese de actividad en locales, secuestró mercadería en uno y clausuró otro.

En tanto, el área de Bromatología efectuó tres controles de calidad de mercadería o aguas en comercios y 26 auditorías.

Seis locales fueron intimados al cese de actividad por falta de habilitación o expediente no concluido, y en uno se secuestró mercadería no apta para el consumo.