Entre el 7 y el 13 de septiembre, la Dirección General de Fiscalización realizó un total de 57 auditorias en comercios de la ciudad.

El área de Habilitaciones labró 21 infracciones con intimación al cese de actividad por falta de habilitación o expediente no concluido, y secuestró mercadería no apta para consumo en tres locales.

En tanto el área de Bromatología efectuó 20 auditorias en comercios donde no se detectaron anomalías, intimó al cese por falta de habilitación a dos y clausuró otros dos.