Leptospirosis: medidas de prevención

1686

La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres.

El contagio se produce por:

El contacto directo con la orina, líquidos y tejidos de un animal infectado y el contacto con agua o ambientes contaminados con dicha orina.

Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

¿COMO PREVENIRLA?

-Evitando la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurando que los niños no jueguen en charcos o barro.

-Combatiendo los roedores -principales agentes de contagio- en domicilios y alrededores.

-Utilizando guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos.

-Manteniendo los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.

-Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas.

-En zonas endémicas, vacunar a los perros, vacas y caballos.

SÍNTOMAS DE LA LEPTOSPIROSIS

La leptospirosis se manifiesta en principio como un cuadro gripal (fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general). Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.