907 personas depositaron un total de 180 metros cúbicos de residuos peligrosos domiciliarios, en el marco de la 16º campaña de estas características que se realiza en la ciudad.

La jornada tuvo lugar el sábado de 10 a 15 en el Playón de la Universidad Nacional del Sur, y se recepcionaron computadoras, impresoras, electrodomésticos, envases vacíos de pesticidas, herbicidas, pinturas, pilas botón y cilíndricas, baterías de celular y auto, medicamentos vencidos, tonners, cartuchos de impresoras y termómetros de mercurio

La subsecretaria de Gestión Ambiental, Adriana Chanampa, señaló que fue una campaña récord en relación al número de personas que acudieron y a la cantidad de residuos recolectados.

Acompañada en la jornada por el secretario de Gobierno, Fernando Compagnoni, Chanampa recordó que la primera campaña de recolección se realizó hace 11 años, el 20 de octubre de 2007, con 57 personas y 4,5 metros cúbicos recibidos, y agregó que la mayor concurrencia se había registrado en la octava edición con 722 participantes.

La funcionaria aseguró que “a partir de las estadísticas se puede apreciar que la población de Bahía Blanca con el correr del tiempo ha tomado conciencia de la correcta disposición de sus residuos”.

Por último, agradeció a IPES S.A., empresa donde se disponen finalmente los desechos y a Bahía Verde, encargada del transporte.

También valoró la colaboración del Colegio de Farmacéuticos, la Plataforma de Crecimiento Integral para Niños, Precom, Control de Tránsito Urbano, Brigada Ser y alumnos del Instituto Superior Juan XXIII.