Durante la última semana, la Dirección General de Fiscalización realizó 76 auditorías en comercios donde no se registraron anomalías.

Además intimó al cese de actividad por falta de habilitación a 47 locales y uno fue clausurado.

Por otra parte, el área de bromatología efectuó tres controles de calidad de mercadería y agua y 84 auditorías en comercios donde no se detectaron anormalidades.

Con respecto a las actas de infracción, 36 comercios fueron intimados al cese de actividad, en cinco se secuestró mercadería no apta para el consumo y cuatro fueron clausurados.

Finalmente se realizaron dos actas de constatación en operativos de transporte alimenticio.