Hasta el 29 de marzo los vecinos interesados podrán adherirse al programa de regularización de construcciones y mejoras no declaradas.

El plan, que tiene como fin actualizar el mapa catastral de Bahía Blanca, propone que quienes no hayan declarado obras no tengan multas ni recargos y solamente paguen el derecho de construcción. En tanto, los que ya cuenten con deudas obtendrán distintas facilidades de pago.

Los interesados deberán acercarse a las oficinas de Catastro, Chiclana 453.

Cabe recordar que la iniciativa se enmarca dentro de la ordenanza 19.372, que comenzó a regir el 1 de agosto y establecía un plazo de 120 días para la presentación espontánea de la documentación correspondiente al Departamento Contralor de Obras Particulares y la incorporación al Catastro Municipal.

Beneficios

Los contribuyentes que presenten la documentación, tendrán condonadas las multas, recargos e intereses correspondientes a los Derechos de Construcción que pudieren corresponderle.

A tales efectos, no les resultará de aplicación los recargos establecidos en el último párrafo del artículo 34º de la Ordenanza Impositiva. Además, serán eximidos de las multas, recargos, intereses y retroactivos en la Tasa de Alumbrado, Limpieza y Conservación de la Vía Pública y Tasa de Salud, que les hubieran correspondido por las incorporaciones declaradas.