Entre el 10 y el 16 de febrero, la Dirección de Fiscalización realizó un total de 124 auditorías en comercios de la ciudad.

Se intimó al cese de actividad por falta de habilitación o expediente no concluido a 42 locales y siete fueron clausurados.

Por otra parte, el área de Bromatología concretó 46 auditorías en comercios donde no se detectaron anomalías y ocho controles de calidad de mercadería o aguas.

Labró 11 infracciones con intimación al cese de actividad, secuestró mercadería no apta para el consumo en ocho comercios y clausuró dos.

Además, efectuó tres actas de constatación en operativos de transporte alimenticio.