El proyecto del Centro de Servicios Textiles tiene como objetivo buscar alternativas de producción para mujeres costureras, quienes, con el trabajo articulado entre el Municipio, el Concejo Deliberante, la Corporación del Comercio y de la Industria, la UTN y el Parque Industrial, lograron generar una actividad productiva en el marco de la pandemia de Covid-19.

La CCIS adquirió telas e insumos para la confección de los tapaboca, que fueron realizados por 10 costureras, en sus hogares, y luego adquiridos por la Cooperativa Obrera, a precio de costo. La ganancia que se obtenga por venta de los mismos es donada al Hospital Municipal.

También es importante destacar el compromiso de empresarios bahienses, uno se encarga de envasar los cobertores faciales y el otro realiza el corte de las piezas de tela, todo de manera gratuita.

Por otro lado, el Hospital Municipal adquirió 1.500 camisolines semanales para los trabajadores del nosocomio, y se está incorporando mayor cantidad de mujeres para la confección de los mismos.