Con el fin de separar y delimitar el tránsito peatonal del vehicular, comenzó la instalación de barandas en el microcentro de la ciudad.

Las primeras vallas se colocaron en Chiclana al 100, donde también se retiraron los delineadores que estaban ubicados en el lado impar de la calle y se pintaron carriles exclusivos para colectivos.

Por estas reformas, se procedió al cambio de lugar de paradas de micros. Las líneas que paraban en esa cuadra, ahora lo hacen en las siguientes direcciones:

  • Chiclana 331: para la líneas 505, 512, 513, 513ex y 520
  • Chiclana 367: líneas 514 y 517
  • Estomba 22: líneas 505, 512 y 513ex
  • Estomba 52: líneas 514, 517 y 520