Se recuerda que las pilas ya gastadas pueden llevarse a cualquier sucursal de la Cooperativa Obrera o a las casas de pilas.

Lo recolectado desde estos puntos es trasladado a Saneamiento Ambiental, donde se disponen para enviarlas a IPES, relleno de seguridad.

En Bahía Blanca existe un programa de Pilas hace más de 23 años. Retirar las pilas usadas del ambiente es muy positivo ya que al disponerlas correctamente se asegura que no contaminen, y las empresas que son parte de este programa ayudan así a este círculo virtuoso.