El Comité Técnico Ejecutivo, organismo de control de calidad de aire y efluentes, entre otras funciones, incorporó tecnología de última generación para medir y analizar contaminantes del aire en concentraciones bajas, que las normativas no tienen en cuenta y que otros instrumentos no leen.

A través de estudios, la OMS detectó que estas concentraciones bajas con una larga exposición, podrían causar enfermedades. Este nuevo instrumental de análisis a través del equipo interdiciplinario de profesionales del CTE cuidará la calidad de aire y la salud de la población.

Ademas, servirá de precedente para establecer nuevos parametros para la norma a nivel provincial: cada 3 horas se medirán, entro otros indicadores, la presencia de Cloruro de vinilo, Benceno y tricloro etano.

Este equipamiento representa una gran inversión para cuidar a la población y de esta manera Bahía Blanca sienta nuevamente un precedente positivo en control de calidad de aire a nivel provincial.