Entre el 7 y 13 de febrero, la Dirección General de Fiscalización auditó 152 comercios de Bahía Blanca.

El área de Habilitaciones informó 3 clausuras y 22 intimaciones al cese de actividad por falta de habilitación.

En tanto, la oficina de Bromatología clausuró un local e intimó al cese de actividad a otros nueve por no contar con la correspondiente habilitación.

Además concretó seis controles de calidad de mercadería y aguas y un acta de constatación en operativos de transporte alimenticios.