Imagen de archivo

Entre el 8 y 15 de agosto, la Dirección de Fiscalización auditó 220 comercios del distrito sin que se detectaran anomalías.

Durante ese lapso el área de Habilitaciones efectuó tres clausuras y registró 41 actas con intimación al cese de actividad por falta de habilitación o expediente no concluído.

Por su parte Bromatología clausuró 5 comercios, intimó al cese a 17 locales, secuestró mercadería en otros 7 y labró cinco actas de constatación en operativo de transporte alimenticio.

Por último se informó que hubo 3 controles de la calidad de mercadería o aguas en comercio.