Por primera vez, hoy se conmemora el Día Mundial de Chagas, iniciativa que pretende dar visibilidad a las personas que tienen la enfermedad y sensibilizar a la sociedad sobre los recursos necesarios para prevenirla, controlarla o eliminarla.

La enfermedad de Chagas, denominada también tripanosomiasis americana, ha sido calificada como “enfermedad silenciosa y silenciada”, no solo por su lenta evolución clínica, frecuentemente asintomática, sino también porque afecta principalmente a poblaciones pobres sin peso político ni acceso a atención de salud.

Sin tratamiento, la enfermedad puede provocar alteraciones cardíacas y digestivas y ser mortal.

Es importante saber que existen tres formas principales de adquirir el parásito que produce la infección:

  • Una transfusión con sangre infectada con el parásito.
  • Por contacto frecuente con vinchucas infectadas.
  • Una mamá con Chagas lo puede transmitir en el embarazo. Es necesario hacer el análisis de detección antes del parto (Ley 26.281).

El insecto nace sin el parásito, por eso ante la aparición de un ejemplar, se debe llevarlo inmediatamente a la Unidad Sanitaria más próxima o, a la Secretaría de Salud para ser analizada.

Por ley, tanto el diagnóstico como el tratamiento y seguimiento son gratuitos.

¿Por qué un 14 de abril?

Un día como hoy, en el año 1909 el Dr. Carlos Ribeiro Justiniano Chagas diagnosticó por primera vez la enfermedad a una muchacha brasileña llamada Berenice Soares de Moura.

La propuesta de designar esta fecha con el “Día Mundial de la Enfermedad de Chagas” fue iniciada por la Federación Internacional de Asociaciones de Personas Afectadas por la Enfermedad de Chagas, y el 24 de mayo de 2019, la Asamblea Mundial de la Salud ‒el principal órgano normativo de la OMS‒ refrendó el proyecto.

Más información en http://www.bahia.gob.ar/salud/chagasmazza/.