Con un presupuesto que supera los 11 millones de pesos, marcha según los plazos previstos la obra de repavimentación en calle Rondeau, entre Vieytes y Estomba.

Según la memoria descriptiva del proyecto, la última intervención de esta arteria fue hace más de 20 años. El pavimento (flexible) mostraba un marcado estado de deterioro, y a partir de que ha cambiado tanto el caudal como el tipo de tránsito, es reemplazado por una sub-base de tosca cemento de 0,15 cm, sobre la que se apoyará un pavimento de hormigón de 0.15 cm de espesor.

La obra, financiada a través del Fondo de Infraestructura Municipal, comenzó el lunes 13 de septiembre, tiene un plazo de ejecución aproximado de 60 días y se encuentra en un 50% de avance.