El Municipio finalizó la extensión de desagües cloacales en el barrio San Miguel, obra que demandó una inversión de más de 90 millones de pesos.

Estos trabajos se realizaron sobre 54 cuadras y para ello se colocaron 12.480 metros de cañería. El proyecto comprende 545 conexiones domiciliarias.

Además, en este barrio durante el presente año se concretó la instalación del servicio de agua potable, con 1510 metros lineales de cañería para 56 conexiones.

Según datos de la Secretaría de Infraestructura, para el año 2023 la extensión de desagües cloacales alcanzará los 75.000 metros desde el inicio de la gestión, lo que representa llegar de manera directa a 4.800 familias.